lunes, 22 de noviembre de 2010

Contrafactual






Hoy es un día alternativo.

Me resulta salerosa esta palabra que está tan de moda. La usamos como modo de hacer una elección entre las distintas opciones que dispones para conseguir lo que necesitas.

Ya se le dio un significado propio en la tauromaquia, la alternativa significa que te conviertes en matador, de toros. Pero se empezó a aplicar en la calle con un sentido más específico allá por los años 60 con la música electrónica de Delia Derbyshire, escultora sonora, y Ron Graine que la pusieron de moda en la serie británica Doctor Who, dándole una nueva estética a la música…

Y de ahí a la historia, la electrónica, la alimentación, la energía, el manga, la medicina, estos últimos más conocidos por andar de boca en boca ya con vida propia. Me ha llamado poderosamente la atención lo de la “historia alternativa”.

Hasta ahora concebía que la historia alternativa era contar los hechos con distinto punto de vista al que oficialmente estaba instituido, sin ocultar las verdaderas razones que se usaron para llegar a los resultados relatados o enfocándolos desde la vida diaria de la población y no desde la de los asuntos privados de economías y poderes.

E incluso con visiones diferentes de los hechos, invadir un país puede ser tomado como una forma de aportar ayuda y bienestar, o, un genocidio y un ataque.

Esto me ha metido de lleno en otro término no menos curioso, la de la historia”contrafactual”. Consiste en un análisis académico y riguroso sobre un suceso histórico que de haber ocurrido de forma diferente a como ocurrió, cambiaría totalmente la situación del presente.

Esta manera de analizar la historia cuenta con un método estudiado, en el que primero se ha de tener un “punto de divergencia o condición contrafactual”, por ejemplo ¿Qué hubiera pasado si Alejandro Magno hubiera emprendido su conquista hacia el oeste en vez de hacia el este? ¿Se habría iniciado una guerra con el imperio romano? Se preguntaba Tito Libio hace dos mil años en un ejercicio para alcanzar todas las alternativas que en un momento histórico se pueden considerar posibles.

Los siguientes puntos necesarios para realizar este análisis consisten en la unicidad del punto de divergencia, el sentido histórico y la plausibilidad.

Ha habido más preguntas de este tipo y más análisis de posibilidades en intentos para comprender mejor por qué ocurrió como ocurrió, revelándonos que la historia no se nutre por “leyes filosóficas, materialistas o espirituales, sino que es el escenario de un enfrentamiento entre la libertad, la fortuna y la imaginación”.

Charles Renouvier, publicó en 1876 su obra ”Ucronía: Esbozo histórico apócrifo del desarrollo de la civilización europea tal como no ha sido, tal como habría podido ser”.

Algo así como una ucronía, rama de la ciencia ficción, que a partir del punto Jumbar se desarrolla de modo tan diferente al que tuvo en una línea temporal ya acaecida pero, usando el estudio de la realidad del entorno de la época y ajustando los sucesos a la posibilidad real de que ocurrieran.

Esto nos revela que ese determinismo histórico del que hacemos gala proviene de actuaciones irreflexivas, llenas de actos frustrados del pasado, de contingencias indeterminadas, de una entre muchas alternativas, y que, ese pasado que fue, pudo ser tan enloquecido como cualquiera de los imaginados.

Hay pensadores tanto en contra como a favor de esta disciplina. Sin embargo, leídos los razonamientos de los que están a favor de este ejercicio realmente ingenioso, y que llevado con rigor, utilizando todos los datos que en la actualidad están a nuestro alcance, arqueológicos, documentales, médicos, nos llevan a unos resultados increíbles. Una forma de comprender qué ocurrió dadas las posibilidades y por qué hemos llegado donde estamos, sin ignorar que pudo haber otras alternativas.

No es una reinterpretación de la historia sino una nueva historia que no fue, y que deriva en un presente con cambios espectaculares respecto del nuestro, con actuaciones que divergen cada vez más a partir del hecho alterado.

Todos estos datos e ideas las he sacado de los sitios que he consultado, y dan para pensar un rato, claro que para eso tendríamos que disponer de tiempo y de un cerebro ejercitado.





Foto: http://www.wallpapergate.com





15 comentarios:

virgi dijo...

Alternativo sí que es el vídeo que has puesto. Una gozada que me ha emocionado,(recordé "Subway" tal vez la viste, una gente que quiere hacer música, se conocen en el metro y acaban actuando allí, en su momento me chifló) y lo he visto/oído un par de veces.
Es algo celestial ver a un grupo de jóvenes tocando el cello, tan felices, mientras el metro ruge bajo la tierra y seguramente la gente duerme sobre ella.
Así que te iba a decir algo sobre tu texto, peo se me fue el santo al cielo con la música...volveré, entonces...

Besos, querida Gia

gaia07 dijo...

La verdad Virgi es que no se oye muy bien la partitura, sin embargo impresiona escucharle en una de nuestras rutinas urbanitas por manos tan jóvenes, la tecnología fría e impersonal con la belleza de un arte tan maravilloso como la música de Bach. El texto solo le acompaña, puede esperar tu regreso.

Un abrazo enorme.

mateosantamarta dijo...

Volveré más tarde, Gaia, porque el texto es tan complicado como escuchar a Bach en el metro y con el ruido del metro. Entiendo algo pero no mucho. De todos modos soy de los que cree que, a pesar del poder colonizador de occidente -también en el terreno cultural-, hay tantas historias como puntos de vista. Quiero decir que la Historia, por ejemplo, de la conquista musulmana de España y su posterior reconquista por los cristianos seguro que tiene un mínimo de dos versiones.
Un abrazo.

gaia07 dijo...

Es tan humano imaginar, dudar, cambiar, que ni el más duro y arduo castigo puede eliminarlos de nuestro sentir.
Así es querido Mateosantamarta, los puntos de vista y las versiones pueden ser múltiples. En un momento dado combinan tantos acontecimientos que cualquier variación en cualquiera de ellos modificaría el resultado.

Un abrazo

Pedro dijo...

Es así, que te citas en la puerta del cortinglés con una desconocida que puede ser tu madre, tu hija, un señor de Albacete o el gato con botas. Vale, por la voz parece una dama pero conozco travestís que parecen María Callas. A lo que íbamos, que la desconocida trae un mundo entre los brazos y que te quedas prendado de lo que es, de lo que puede ser, de ella. Pero el miedo, ay, hace que seas solo correcto, tú, sí, claro, pero solo correcto. Y te preguntas (después, después ya no sirve para nada) en qué demonios has estado pensando. Le has escuchado, le has hablado, todo ha transcurrido como debía. ¿Quién marca lo que se debía hacer, lo que no? Pues eso, que te subes a un tren y si te bajas en marcha te puedes descoñar, por eso sigues hasta la próxima estación, siendo correcto, eso sí, educado. ¿Quién demonios te manda ser educado? La próxima vez ¿Quién te dice que habrá próxima vez? Y si en vez de subir al tren te hubieras subido a la intuición, al acaso, al quizás, a la búsqueda de puertas que den a otras habitaciones, paisaje de Bilbao, yo qué sé. Hace frío, niña, abracémonos. Buen fin de semana. Te recuerdo.

gaia07 dijo...

Estas posibles contrafactuales las dejamos para contar historias.

Pues sí, fuiste muy tú, un Señor. Y trajiste a M, que es un encanto. Y Bilbao estaba espléndido y quedé encantada. Y volví con la misma sonrisa que había llegado pero con el alma hechizada de haber hablado contigo, y doy fe que eres de carne y hueso, que respiras, ríes, y hablas, y hablas que embelesas. Y tienes un montón de amigos y amigas. Y me diste un abrazo en medio de todos que me dejó fuera de combate, y ya no pude decir nada, solo irme y dejarte en tu mundo, con tu gente y con tus cosas.
Fui para ser tu amiga. Gracias.

Un beso muy grande

virgi dijo...

Vine otra vez y al ver el comentario de Pedro se me ha ido el santo al cielo. Eso es lo que tenía que haber sido y fue.
Leyéndolos a los dos, veo que sucedió como me podía haber imaginado...es decir, genial.
Los abrazo fuerte.
Y sonrío.
Gracias.

Fiebre dijo...

¡Dremíadelamorhermoso!
Leí esta entrada con un poco de precipitación (tenía una cita en mente, jamía...soy rubia) y me sonó a catarsis.

Pero después de leer a Pedro soy capaz de de buscar el punto Jumbar ese, buscar a Renouvier y empaparme del mismo.
Señó, señó...se puede decir más o menos bonito (yo soy especialista en "chafarlo todo") pero todo está inventado.

Pd: He probado el petitverdotdemarras...que se empeñó el colega, ´jaté, pero al final acabé con un rosadico.
Eso sí, tenías razón, en buena compañía la botella se ve chulísima juas.
:)

¡Qué brutica soy!

gaia07 dijo...

Ya conoces a nuestro queridísimo amigo guapa Virgi , podría haber sido un encuentro como muchos otros, entre dos amigos desconocidos, pero… cuando se trata de una dama y lo relata nuestro admirado Pedro es una orgía de sensaciones mucho más maravillosa en el recuerdo, que la sensibilidad a flor de piel en la expectativa del momento. Él es genial.

Un besazo.

gaia07 dijo...

Perdone usted doña rubia precipitada Fiebre, bonita, catarsis la que usted produce con su gracia, salero y presencia deslumbrante. Y con una cita en mente no se puede una calentar la cabeza en exceso, que una va a lo que va.

Escucha bien lo que te digo, solo leer a Pedro te hace capaz de montarte una historia distinta de fantasías incontables (no por la cantidad, sino por las delicias que se te ocurren) cada vez que te miran unos ojos masculinos, solo ¡fíjate bien!, solo por vivirla. No quiero pensar si te ofrece ponerlas en práctica.

Un abrazo rubia.

PS.: Tú prueba sin parar, luego acaba con lo que sea, pero el probar no te lo pierdas.

Joshua Naraim dijo...

Me dejas noqueado, mi estimada GAIA.
Se ve que mi cerebro no está suficientemente ejercitado para tanta densidad de pensamiento.
Pero si has conseguido despertar mi curiodidad por la historia contrafactual y, a mayores, con la posibilidad de la existencia de universos paralelos.
Un abrazo denso, sosegado y cálido.

gaia07 dijo...

Eres muy modesto estimado Joshua. Dices que te noqueo pero determinas más posibilidades.
Ahora que, con ese abrazo y leyéndome así estás en plena forma.

Un abrazo encantado

Anónimo dijo...

Apreciadísima amiga mía, leyendo todo ese galimatías inteligente, en el que viertes al mismo tiempo, tanta sabiduría y ojo clínico para analizar la actualidad como el mejor filósofo o sociólogo, me he dado cuenta, como Sócrates, que no sé nada. Ahora comprendo porque no llegué a terminar la carrera de filosofía y sólo me diplomé en sociología. Mi mente es demasiado fantasiosa para conformarme con la realidad, analizarla o tratar de comprenderla siquiera, no me merece el esfuerzo. Eso sí, escribes cojonudamente (si se puede decir). Mejor que cualquier analista plumilla de esos de tres al cuarto que hay enchufados en algún medio importante. ¡Ah!,y me he quedado con las citas y los nombres, pero no sé si tendré ganas de ir al wikipedia.

Miguel Angel Plana, amiguísimo de Gaia, y futuro autor de novelas de ciencia-ficción (¿lo véis?). La ciencia-ficción es el mejor tratado de sociología que existe.

gaia07 dijo...

Apreciadísimo discípulo de Sócrates “yo no sé nada”, agradezco la coba, pero tanta flema no te excusa de esa mente, fantasiosa y disconforme con la realidad, ciertamente desaprovechada.
Sociólogo con memoria de elefante y una capacidad de inventiva impresionante. Con toda esa sapiencia la realidad se te queda corta, la ignoras y ella te ignora a ti, y eso puede ser peligroso. Fantasía, si, pero realidad también. El dolor de la fantasía tiene fin y justicia, el de la realidad no, evoluciona, cambia y se regenera, por eso no te llevas bien con ella.

Espero que me dediques uno de tus primeros libros de relatos que a la realidad ya me encargo de traerte yo, y las otras, porque pisamos fuerte y dejamos huella, todas.

El mejor tratado de sociología que existe es el que vives tú cada día.

Anónimo dijo...

OK, de acuerdo en todo. Nos vemos en Nochebuena, jejeje