lunes, 3 de mayo de 2010

Bendita música




Cuando te levantas cada día y amaneces de lleno, tras el inquieto sueño, en el inseguro transcurrir del trabajo, tu aspecto cambia, tu gesto se modifica y tu voluntad se quebranta.
Llegas al ocaso del día casi arrastras, te sientas, exhausta, con el libro en la mano cómoda y caliente, la humeante taza esperando, y abres el correo… “youtube service para usuarios: actualización de suscripción con nuevos vídeos recientes (link al vídeo)”, clic”keas”, coges la taza y te acomodas con el libro.

Apenas la primera frase de lectura y suena la extraordinaria “actualización” de violín y piano, ágiles, desbordantes, llenando el espacio silencioso de arrebatado sonido que sobrecoge el corazón y enciende la imaginación…


tras el silencio de una profunda madrugada
la luz comienza tomando su porción de mundo,
las flores desperezan sus pétalos hacia ella,
las hojas mueven el limbo a la espera que comience la función.

Y el mundo,
se arrellana en su sillón preferente,
cierra los ojos y escucha su propia sinfonía,
llena de oxígeno sus pulmones,
agiliza el rojo de sus arterías
sonríe, y fantasea …

allí bulle la flor mientras se baña en el rocío perfumando al aire que le roba un beso,
allá el aleteo de unas alas que acarician con la brisa,
sube el ritmo en derredor,
y en su momento más álgido siente estremecer las raíces del bosque,
oye el repiqueteo de unas pezuñas que se detienen junto a la corriente,
percibe su nariz húmeda sobre el brote jugoso que desafiante le invita,
pero escoge al agua transparente donde lame el frescor de la mañana…


Termina la suite.

Suspiras pensando que estas dosis de emoción regulan la adrenalina, llevan la tensión a su justo porcentaje, elevan la libido a un nivel reconfortante y gestionan los asuntos pendientes en la sección del ”no va más”.

Ya ves con qué poco, tan solo pensando que el mundo eres tú te reconcilias con el día y vuelves a la lectura con otro ánimo.

8 comentarios:

Mirada dijo...

excelente, pequerrechiña, excelente...

:-)

Me encanta.

gaia07 dijo...

Lo he intentado al menos, conciliar la melodía, el ritmo y la armonía.

Gracias Mirada siempre desbordas cariño.

virgi dijo...

Una buena música, una película estimulante (vete a "Fish tank", creo que es obligatoria para estos tiempos que vivimos), una lectura que nos hipnotiza, un paseo entre el monte...¡cuántas pequeñas cosas pueden reconciliarnos con la vida y sin embargo, hay momentos en que no encontramos esas ocasiones!
La semana pasada escuchamos "Cuento de invierno", de Chaikovski, entre otras obras. Una maravilla, Gaia. Una emoción poder paladear la belleza que otros nos han regalado.
Bueno, me he enrollado más de la cuenta...¡es que me motivaste!
Besitos, sonrisas, guiños, ternura.

gaia07 dijo...

Los momentos en que no encontramos esas ocasiones, son los que nos descubren las pequeñas cosas que nos hacen sentir tan bien.
Motivarte me hace feliz, me encanta compartir tanta maravilla. No me perderé “Fish tank”.
Un abrazo enorme.

ybris dijo...

Me he quedado sin palabras después de esta interpretación de la Suite de Schnittke.

Te leo luego y quedo reconciliado con el día.

Gracias. Un beso.

gaia07 dijo...

Si Ybris. Durante apenas 2 minutos 28 segundos sobran las palabras.

No solo para tus nietas eres una inmensa alegría. Que te conste.

Un beso.

Joshua Naraim dijo...

Escucho la melodía, me pierdo en la imagen, me deslizo en el texto y brota la emoción y respiro.

Como dice Colinas "la respiración es uno de los escasísimos bienes que nos conducen gratuitamente a la armonía.

La armonía es la clave, un estado en el que el hombre amansa sus sueños y vacía de locura su corazón.

Un abrazo

gaia07 dijo...

Bellos pensamientos. Respiración, armonía, sueños… burlando la locura.
Un placer tu comentario.
Un abrazo